POR UNA CUBA PARA TODOS


Soy una puta cubana que no nació en Cuba pero la ama y desea el final de la tiranía castrista y la libertad total en una patria para todos.

Mi nombre es Puta aunque me llame Armienne y soy una puta inspirada en las hetairas griegas y las cortesanas del Renacimiento. He sido también actriz porno y modelo de desnudos. Me licencié en biología pero preferí seguir de puta.

Las putas somos mujeres que sabemos amar a nuestra patria y tenemos, como todo cubano, el deber de expresarnos para el bien y a favor de nuestra patria.


Mi deseo es contribuir a la liberación de Cuba de la tiranía Castro-fascista que la oprime y que cuando Cuba sea libre las putas seamos reconocidas como trabajadoras y podamos participar sin discriminación en la reconstrucción y la vida del país.

Sueño con una Cuba para todos y para el bien de todos, con democracia y justicia social en la que cada ciudadano disfrute de iguales derechos y deberes sin importar su instrucción, su status social, su credo, su raza, su sexo o su ocupación.

Bienvenidos y, recuerde, mi nombre es...

Puta.



Por una Cuba libre

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Putas en Cuba: Jineteras y Chupa-chupas.

Tomado del blog Jurisconsulto de Cuba:


Laura Capote recién cumplió sus 22 años de edad. Dejó los estudios después que terminó el bachillerato. Ahora tiene un nuevo trabajo: se ofrece en las autopistas periféricas que bordean la Ciudad de La Habana.

Sus clientes: conductores de vehículos que detienen la marcha, a la señal que hace con sus manos. Brinda varios servicios sexuales y por cada uno tiene una tarifa fija en moneda nacional.

Yadira Gonzales tiene 21 años y se dedica a lo mismo. Estudia en la Universidad de La Habana su cuarto curso de la Licenciatura en Historia. Se insinúa en las calles más importantes de la ciudad: Quinta Avenida, La Rampa, El Paseo de Prado.

Para llamar la atención de sus clientes, extranjeros en su mayoría, viste ropas llamativas y sensuales. Seduce con gestos y miradas eróticas. A diferencia de Laura cobra por los servicios en moneda libremente convertible y no le pone precios fijos.

Laura Capote y Yadira Gonzales, forman parte de esa juventud revolucionaria que tiene oportunidad de estudio y trabajo. Ambas ejercen la prostitución como un medio de vida. Sin embargo, no llaman por igual la atención de las autoridades policiales.

El sistema legal cubano no prohíbe la prostitución. No obstante, la reprime por considerar ilegales determinadas actividades asociadas a ella, como administrar un burdel o ejercer el proxenetismo. Sin embargo, la recriminación depende más de factores políticos- económicos que sociales.

A Yadira le resulta difícil pasar inadvertida, siempre terminan pidiéndole la identificación. Tiene dos actas de advertencia oficial por merodear sin causa aparente la zona turística. Una tercera, implica el riesgo de ir a prisión por conducta antisocial.

Ese riesgo no lo corre Laura. Realiza su actividad en lugares prácticamente despoblados. Las autopistas interprovinciales son poco concurrida y sus señas no levantan sospecha. Parar carros (coger botella) es una opción para trasladarse, en medio de la crítica situación del transporte. Tampoco necesita ropas llamativas para seducir.

Incluso en el barrio, las juzgan diferentes. A Yadira le dicen “jinetera”. Los que la conocen justifican su forma de ganarse la vida con frases como: “Esta luchando”. A Laura la llaman despectivamente “la chupa-chupa”.

La diferencia en el trato policial se debe, en un primer punto, a que lo que Laura hace no daña la imagen del gobierno y es recriminada socialmente. Lo que gana le alcanza meramente para sobrevivir.

La situación con Yadira es distinta. Ella se insinúa en lugares concurridos. Sus relaciones con extranjero dañan la imagen internacional del gobierno y tolerada socialmente. Lo que gana, incrementa su poder adquisitivo. Incluso, puede convertirse en uno de los “nuevos ricos”, a los que teme la dirigencia histórica.

Las autoridades policiales persiguen, exclusivamente, la prostitución asociada al turismo. Sanciona por conducta antisocial a las jineteras. Sin embargo, tolera a las que se prostituyen en las localidades periféricas y que popularmente son conocidas como Chupa-chupa. Estas no preocupan, porque no perjudican.

Laritza Diversent

11 comentarios:

JUAN FUENTES dijo...

A mi amiga la puta,és asi como le gusta ser llamada,Sua amigo Juan,
le agradece las informaciones que le manda,y que de cuándo en cuándo
se pase por su blog.
Un fuerte abrazo

En Vida Real dijo...

Hola Armienne, interesante tu escrito sobre las Jineteras. Es un asunto social que se da en todas partes del mundo. Nada como las mujeres cubanas, tan hermosas todas. Besos desde Panamá.

Ruta Veintiseislaguagua.com dijo...

hola Armienne , muy buen tema, y muy real en Cuba, muchas son maltratadas por la policia, y muchas tienen que dar dinero para que las de3jen trabajar . Espero que algun dia puedan trabajar libremente en su lugar seguro . ellas hacen un trabajo necesario para los que las necesitan, y a nadien le hacen daño alguno . Ranulfo Ramirez.

JUAN FUENTES dijo...

Amiga Puti.Tu mentalidad no tiene límite,siempre estás en ebullición,
a ti el desnudo te apasiona y al verlo tus pensamientos comienzan a volar.
Con afecto
Juan

ecgalup dijo...

Todo eso es cierto, pero también es cierto que el gobierno tolera el jineterismo porque es también un atractivo para el turismo. En los anuncios turísticos a menudo vas a ver la imagen de una mujer hermosa y en alguna pose algo provocativa.

Anónimo dijo...

Muy bueno lo tuyo. saludos desde aquí. Alguien sabe que paso con el blog opinión cubana y el chef julio?

Puti Armienne dijo...

Gracias, amigos, por sus visitas y comentarios.
Sin lugar a dudas, las putas hacemos un trabajo necesario para la sociedad y debemos ser reconocidas.

Anónimo dijo...

Armienne, ninna. Por muy educada y fina que sea una puta siempre es una puta y nunca sera una dama.

Puti Armienne dijo...

Anónimo.
Yo nunca he pretendido ser dama porque soy una puta.

Anónimo dijo...

yo regrese de Cuba hace una semana y para que negar que he estuve con varias chicas, la mujer cubana tiene un encanto natural que no encuentras en cualquier lado, yo la pase muy bien, para los caballeros recuerden que la puta tambien es una MUJER y que de ella salimos, la puta cubana es diferente a las demas, su servicio es el mejor, no cobra caro y se queda toda la noche y el dia si quieres, caballeros visiten Cuba, sean gentiles con ellas y viviran la mejor experiencia de su vida, verdad Puti?

Puta Armienne dijo...

Pero páguenles bien.